todo sobre el apasionante mundo DISNEY

julio 31, 2008

mickey mouse, etapa de transición

Filed under: mickey mouse,Uncategorized — tododisney @ 10:43 pm
Tags: ,

Transición

Los años de la Gran Depresión

El duodécimo y último corto de Mickey de 1929 fue Jungle Rhythm. Estrenado el 15 de noviembre, cuenta la historia de Mickey en pleno safari en algún lugar de África. Montado en elefante y armado con una escopeta, sus problemas empiezan cuando se cruzan en su camino un león y un oso. Mickey tiene la idea de empezar a tocar música para calmarlos, y el resto del corto consiste en varios animales de la selva bailando la música de Mickey. Las melodías van desde Yankee Doodle y Turkey in the Straw hasta Auld Lang Syne, The Blue Danube y Aloha `Oe.

Primeras tiras cómicas

Hasta el momento, Mickey había aparecido en quince exitosos cortometrajes y había pasado a ser uno de los personajes animados más conocidos por el público. La King Features Syndicate pidió a Disney una licencia para usar a Mickey y sus compañeros de reparto en una serie de tiras cómicas. Walt aceptó y la primera tira saldría a la luz el 13 de enero de 1930, con guión del propio Walt Disney, dibujos de Ub Iwerks y entintado de Win Smith. La primera semana las tiras fueron una adaptación parcial de Plane Crazy, y Minnie fue el primer personaje en incorporarse al reparto junto a Mickey.

Las tiras publicadas entre el 13 de enero y el 31 de mayo de 1930 han sido regularmente recopiladas en un álbum completo bajo el título genérico de Lost on a Desert Island (Perdidos en una isla desierta).

De música clásica

Al mismo tiempo que se publicaban las tiras, Disney produjo dos nuevos cortometrajes de Mickey. El primero de ellos fue The Barnyard Concert (El concierto del corral), estrenado el 3 de marzo de 1930. Vemos a Mickey como director de orquesta. Los únicos personajes reconocibles de cortos anteriores son Clarabella tocando la flauta, y Horacio con el tambor. Ambos interpretan una cómica adaptación de Poet and Peasant, de Franz von Suppé, aunque muchos de los gags usados en este corto ya se habían visto en producciones anteriores.

El segundo fue estrenado el 14 de marzo de 1930, bajo el título de Fiddlin’ Around, aunque es más conocido como Just Mickey. Ambos títulos describen con precisión el desarrollo del corto, que no es más que Mickey haciendo un solo de violín. Es notable por la emotiva interpretación que hace el ratón del final de la ópera Guillermo Tell, el Träumerei (Reverie), de Robert Schumann, y la Rapsodia Húngara Nº2, de Franz Liszt.

El adiós de Iwerks

Artículo principal: Ub Iwerks

El siguiente cortometraje de Mickey fue Cactus Kid, estrenado el 11 de abril de 1930. A pesar de que el título lleve a pensar que es una parodia de las películas del Oeste, en realidad se trataba de una nueva versión de The Gallopin’ Gaucho, aunque esta vez la acción se trasladaba desde Argentina a México. Mickey es, de nuevo, un viajero solitario que entra en una taberna y flirtea con una bailarina, de nuevo Minnie. El rival vuelve a ser Pete, llamado aquí Peg-Leg Pedro, en la que es su primera aparición con una pata de palo, algo que sería habitual en años posteriores. El ñandú original es aquí sustituido por Horacio, en su última aparición como animal no antropomórfico. La relevancia de este cortometraje viene dada porque sería el último que animaría Ub Iwerks.

Poco antes del estreno de Cactus Kid, Ub Iwerks había abandonado a Disney para abrir su propio estudio. El resultado fue la serie conocida como Flip the Frog (la rana Flip), con el primer cortometraje de animación sonoro en color, titulado Fiddlesticks. Creó también otras dos series: Willie Whopper y Comicolor. Su éxito amenazaba el predominio que Disney había alcanzado en la industria del cine de dibujos animados.[4]

Esta separación se considera un punto de inflexión, tanto en las carreras de Walt Disney como de Mickey Mouse. El primero perdió al que había sido su amigo y confidente desde 1919. El segundo perdió al responsable de su diseño original y el director y/o animador de la mayoría de los cortos estrenados hasta aquel momento. Y, para muchos, se fue el auténtico creador de Mickey Mouse. Se considera a Walt como la inspiración para el personaje, pero Iwerks creó el diseño original y los primeros dibujos de Mickey fueron obra, parcial o totalmente, de Iwerks. Es por ello que algunos historiadores consideran que Iwerks debería ser reconocido actualmente como el creador de Mickey. Resaltan que los primeros dibujos de Mickey estaban acreditados como “A Walt Disney Comic, drawn by Ub Iwerks” (dibujados por Ub Iwerks). Pero las últimas reediciones de esos primeros dibujos tienden a acreditar a Walt Disney únicamente.

En cualquier caso, Disney y su equipo continuaron con la producción de las series de Mickey. El ratón siguió apareciendo regularmente en cortos animados hasta 1942, y otra vez de 1946 a 1952. Pero, volviendo a 1930, a Walt se le presentaba otro problema: la continuación de las tiras cómicas tras la marcha de Iwerks. Al principio, Walt continuó escribiendo los guiones y Win Smith los dibujaba. Sin embargo, los intereses de Walt se fueron decantando cada vez más hacia la animación, y Smith tuvo que encargarse también de guionizar las tiras. A Smith, aparentemente, no le apetecía encargarse de todo el trabajo; guión, dibujo y entintado. Esto es evidente tras su repentina dimisión. Otra razón podría ser que Walt Disney era un hombre de muy difícil carácter, y Smith no soportaba la total falta de libertad creativa que Walt le imponía.

Walt Disney tuvo que buscar un sustituto para Smith entre el resto de su equipo, y, por motivos que se desconocen, escogió a Floyd Gottfredson, un recién llegado al estudio. Gottfredson era un joven que estaba impaciente por entrar en el mundo de la animación, y no le hizo mucha gracia su nuevo trabajo como creador de las tiras cómicas. Walt le prometió que solo sería temporal y que pronto volvería a la división de animación. Gottfredson aceptó, y su trabajo “temporal” duró desde el 5 de mayo de 1930 hasta el 15 de noviembre de 1975.

Los cómics

Artículo principal: Floyd Gottfredson

Floyd Gottfredson inició su trabajo en las tiras cómicas continuando la historia que sus predecesores habían desarrollado desde el 1 de abril de 1930. Esta historia se completó el 20 de setiembre de 1930 y se recopiló más tarde en forma de álbum, con el título de Mickey Mouse in Death Valley (Mickey Mouse en el Valle de la Muerte). Esta primera aventura amplió el reparto de personajes que hasta entonces solo incluía a Mickey y Minnie. Fueron las primeras apariciones en cómic de Clarabella, Horacio y Pete Patapalo. También fue la presentación del abogado corrupto, Sylvester Shyster, y del tío de Minnie, Mortimer Mouse. La siguiente historia fue Mr. Slicker and the Egg Robbers, publicada entre el 22 de setiembre y el 26 de diciembre de 1930, donde se presentaron los padres de Minnie: Marcus Mouse y su esposa.

Estas dos historias iniciaron lo que pasaría a ser una división entre el cómic y la animación. Mientras los cortos animados continuaron en su línea tradicional de comedia, las tiras cómicas combinaban comedia y aventuras. Las aventuras de Mickey continuaron apareciendo en tiras cómicas, y después en álbumes, durante todo el siglo XX y en el XXI.

Mickey fue el protagonista de la serie MM Mickey Mouse Mystery Magazine, publicada en Italia entre 1999 y 2001.

Mickey en color [editar]

En 1935 Walt Disney estrenó el cortometraje The Band Concert (El concierto de la banda), que fue el primer corto de Mickey Mouse en Technicolor. La historia nos presenta a Mickey como director de una orquesta al aire libre, tocando la obertura de Guillermo Tell y después La tormenta. La orquesta está formada por el Pato Donald (en su tercera aparición en un corto de Mickey), que interrumpe el concierto tocando Turkey in the Straw con su flauta, Goofy (clarinete) y un personaje similar (¿Gideon Goat?) (trombón), Clarabella (flauta), Horacio (percusión), Peter Pig (trompeta) y Paddy Pig (tuba).

En 1994 obtuvo el tercer puesto en la lista 50 Greatest Cartoons (los 50 mejores dibujos animados de la historia).

El éxito de Mickey Mouse era tan grande que, ese mismo año, la Sociedad de Naciones premió a Disney con una medalla de oro, declarando a Mickey “símbolo internacional de buena voluntad”. Numerosas personalidades públicas declararon su admiración por Mickey Mouse, incluyendo a la actriz Mary Pickford, al presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, a Benito Mussolini[5] e incluso al rey de Inglaterra, Jorge V.[6]

El aprendiz de brujo

Artículo principal: Fantasía
Maqueta gigante del sombrero de El aprendiz de brujo, en Disney World.

Maqueta gigante del sombrero de El aprendiz de brujo, en Disney World.

A finales de los años 1930 Mickey Mouse había perdido popularidad, ya que los gustos del público se iban decantando cada vez más hacia los largometrajes, hecho que inquietó a Walt Disney.[7] Uno de los personajes creados para uno de los cortos de Mickey, el Pato Donald (Donald Duck), había adquirido serie propia, y demostró ser más popular que su compañero el ratón, y, sobre todo, más rentable. Walt, sin embargo, no estaba dispuesto a deshacerse todavía de su personaje clave, con lo que ideó un cortometraje especial que se concebiría como la reaparición de Mickey Mouse: El aprendiz de brujo,[8] que sería totalmente mudo excepto por la música de Paul Dukas, en quien estaba basado el cortometraje. Los guionistas sugirieron que el protagonista del corto podría ser Mudito (o Tontín), el enano mudo de la película de Walt Disney Blancanieves y los siete enanitos (1938), pero Walt insistió en usar a Mickey.

La producción del cortometraje empezó en 1938, cuando Walt coincidió en un restaurante de Hollywood con el famoso director de orquesta Leopold Stokowski,[9] que se ofreció a grabar la música gratis, con lo que reunió un equipo de unos cien músicos de Los Angeles para tocar y grabar la banda sonora de los nueve minutos de duración del cortometraje.

El departamento de animación del estudio trabajó en el que era el proyecto más ambicioso del estudio. El animador Fred Moore rediseñó a Mickey Mouse, otorgándole más peso y volumen, de acuerdo con la tecnología de la época. También se le añadieron pupilas para dotar a su cara de mayor expresividad. Todo en la película se hizo prestando especial atención a los detalles y a la creatividad: los colores, el ritmo, la animación del personaje y de los efectos. El brujo sin nombre de El aprendiz de brujo fue llamado Yensid: Disney deletreado a la inversa.

el aprendiz de brujo

el aprendiz de brujo

Todos estos esfuerzos iban a salir muy caros, unos 125.000 dólares, un precio que Walt y, sobre todo, su hermano y socio, Roy, sabían que no iba compensarse en taquilla.[10] La mayoría de los cortometrajes de Disney habían costado unos 40.000 dólares, que eran unos 10.000 dólares más que el presupuesto medio de cualquier corto hecho fuera de los estudios Disney. El cortometraje más rentable del estudio, Los tres cerditos, había recaudado 60.000 dólares en taqulla. Siguiendo el consejo de Stokowski, Walt decidió ampliar el cortometraje al estilo de su serie de cortos Silly Symphonies, pero concebido como un largometraje, formado por varias escenas donde la animación se combinaba con la música clásica, y donde El aprendiz de brujo sería una de ellas. Para proveer a la película de una continuidad, Walt reclutó al compositor y crítico musical Deems Taylor como maestro de ceremonias que introducía y explicaba cada uno de los segmentos. Stokowski sugirió el título de Fantasía (que literalmente significaba “Una mezcla de temas familiares con variaciones e interludios”[11] ), que pasó a ser finalmente el título definitivo (el título inicial era The Concert Feature).

Con El aprendiz de brujo casi completo, el resto de la producción de Fantasía se inició a principios de 1939, prestando la misma atención por el detalle y la cuidada animación en todos los demás segmentos de la película.

A pesar de que la película se puede considerar un fracaso de Walt Disney, consagró a Mickey Mouse como uno de los iconos definitivos del estudio, y la imagen de Mickey con el traje de brujo ha sido durante décadas el emblema de Walt Disney.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: